cabecera
La Plaza V 0 Comentarios. Martes, 22 d Junio d 2004 por morbido en opinión

Efectivamente estaba en lo cierto, los señores jubilados tienen un problema. Todas las mañanas llegan y se encuentran una mancha gigante de agua en el centro de la plaza que viene, directamente, de la fuente pero como ellos no madrugan tanto como yo no saben quien la provoca.
Hay un vagabundo, bueno El vagabundo, es tan jefe que podriamos llamarlo El Vagabundo Del Amor sin temor a equivocarnos. Este gran tipo es especialista en lanzamiento Don Simón porque de vez en cuando le da un ataque de algo y lanza con todas sus fuerzas su cartón de vino, con el peligro que eso conlleva, pero eso si, él asume toda la responsabilidad. Cuando he dicho que es muy jefe no era por eso sino por su mayor afición: retratar escenas bíblicas pero tal cual sale en los dibujos, se queda en mitad de la calle en una postura durante horas (el personaje que mejor le sale, con diferencia, es Jesús).
Dicho todo esto, resulta que El Vagabundo Del Amor, con la llegada del buen tiempo, se lava todas las mañanas en la fuente de la plaza. Se quita el jersey y la camisa, se remanga el pantalón, saca una pastilla de jabon lagarto, pulsa el grifo, frota bien la pastilla y se da un buen fregao (desde la cintura hasta el cuello y desde las rodillas a los tobillos), dejando un rastro considerable de agua sucia con restos de jabón que se expande, irremediablemente, por todo el centro de la plaza. Los ancianos están excitados (hasta donde pueden) con esta situación pero seguro que en pocos días se enterarán de todo y volverán a la normalidad porque el problema no es que alguien haga eso sino que alguien lo haga sin que ellos lo sepan.

Nombre:

e-mail o web:
(opcional)
anti-spam:
(escribe escalextric para evitar spam)



| Olvidame.


Subir ^^^

Contenido bajo licencia Creative Commons.    ||    Powered by: CuteNews.    ||    XHTML & CSS