cabecera
De falanges, maderas nobles y alguna que otra cosa más. 0 Comentarios. Domingo, 21 d Noviembre d 2004 por morbido en opinión

Se lo expliqué. Se lo expliqué claramente y le propuse la mejor solución posible pero no me escuchó. Como siempre. Era muy sencillo, lo haríamos al estilo yakuza: llevé el cuchillo de casa y clavando la punta en su mesa de madera noble con un ligero y un rápido movimiento se desprendería su falange, sin pestañear. Cierto es que no perdí mucho tiempo en explicárselo, mas bien era una explicación práctica pero no le convenció así que no iba a hacerlo a la fuerza. Le maté, con cuidado pero con decisión. Por su bien. Entonces ya no tuve ningún problema en cortarle la falange, como la yakuza pero sin hacérselo uno mismo y cambiando el meñique por el índice. Igual al fin y al cabo. Pero para eso están los subordinados, digo yo.
Ayer me enteré del nuevo sistema para fichar en el trabajo, nada de tarjetitas con agujeros, ni fechas con letra courier, ni tan siquiera el último sistema, tarjetas con banda magnética. Resulta que el nuevo sistema es táctil, la maquinita lee las huellas dactilares. Lo primero que pensé es que a partir de entonces ya no podría volver a fichar por mi jefe, Don Nadie. Aunque la solución era sencilla si tuviese su dedo a mano podría hacerlo sin problemas pero a él no le convenció, nunca le convencen mis cosas, de hecho creo que nunca las escucha porque sabe de antemano que no le convencerán mis cosas. Por eso él es Don Nadie y yo Nadie, me consuelo diariamente.
Ahora en mi casa con su falange me doy cuenta que ya no importa que fiche por él porque está muerto, ya no irá a trabajar más ni volverá a gritarme. Además su puesto de Don Nadie está vacante y es posible que me lo den a mí, aunque antes tendré que aprender a que no me convenza nadie, será duro pero lo intentaré. Tendré que aprender a poner esa cara de dolor de cabeza cada vez que me hable un subordinado. Para demostrarle al señor que otorga los títulos de Don Nadie le contaré todo lo que he hecho por mi anterior jefe, como fichar por él todas las mañanas, mentir por él a diario y hacerle algunos recados. También le contaré todas las estupendas ideas que nunca le convencieron, incluida la de la falange. Puede que le guste el cine y conozca a Kitano, entonces no me podrá negar el título. Siempre me han gustado las mesas de madera noble.

Nombre:

e-mail o web:
(opcional)
anti-spam:
(escribe escalextric para evitar spam)



| Olvidame.


Subir ^^^

Contenido bajo licencia Creative Commons.    ||    Powered by: CuteNews.    ||    XHTML & CSS