cabecera
Filósofo animal 0 Comentarios. Lunes, 24 d Enero d 2005 por morbido en borrador

Érase una vez un niño muy pequeño muy pequeño, tan pequeño que no podía bajarse de la acera sin necesidad de saltar pero lo peor era que después no podía volver a subir. El niño pequeñito tenía un hermano más pequeño que él pero no de tamaño sino de edad. Su hermanito le decía que dormía con los ojos abiertos y aunque nunca le creyó lo usó para justificar sus extraños sueños: “Como no voy a tener sueños raros si duermo con los ojos abiertos”, le decía a todo el que le acusaba de tener sueños extraños. Y es que en el pueblo del niño pequeñito cuando llegaban al colegio los profesores pasaban lista de sueños y así poder saber cosas sobre esos pequeños diablillos, tal y como me dijo Don Recio en cierta ocasión.
Don Recio era el profesor de actitud del niño pequeñito, y como era de prever, la asignatura que peor se le daba a nuestro pequeño amigo. Lo que si se le daba bien eran las asignaturas de exterior. Su preferida era, sin duda, la filosofía animal. En el colegio entendieron desde un principio que el chico acabaría de alto cargo en una ONG de renombre y puede decirse que para ello le prepararon concienzudamente. Sus padres en cambio se llevaron una gran decepción el día que su hijo pequeñito les comentó sus intenciones de futuro ya que esperaban que su pequeño vástago se dedicase íntegramente al bien y que ayudase a los demás congéneres de este planeta, fuesen o no de la ciudad.
El pequeño niño convenció a sus padres tiempo después cuando les pidió a sus padres que le acompañasen a la ciudad para demostrarles sus habilidades sobre el terreno. Los padres nunca olvidarían ese viaje y durante el resto de sus vidas ensañarían a las vistas los clichés del viaje donde su hijo, de manera espontánea, ejercía sus habilidades innatas para con la filosofía animal.
El tiempo le daría la razón al niño pequeñito ya que acabó de alto dirigente en la ONG más potente del mundo de los coagulantes plásticos que se ha visto jamás. Pero eso pertenece a otro cuento que os revelaré un día que esté tan aburrido como hoy.

Nombre:

e-mail o web:
(opcional)
anti-spam:
(escribe escalextric para evitar spam)



| Olvidame.


Subir ^^^

Contenido bajo licencia Creative Commons.    ||    Powered by: CuteNews.    ||    XHTML & CSS